6 may. 2016

Red suffusion

Si de repente al plumaje de tu agaporni le salen manchas de un tono anaranjado-rojizo, ya sea solo en ciertos puntos o en todo el cuerpo, hay que sospechar de que tenga la "enfermedad" red suffusion. Lo pongo entre comillas porque hay bastantes discrepancias sobre este tema, hay quien se refiere a este cambio de color como una mutación y en cambio otros hablan directamente de una enfermedad.

Red suffusion

Las causas que más barajan los que afirman que es una dolencia son, un problema hepático, un síntoma de la enfermedad PBFD o la presencia de parásitos hemáticos.
Si tu agaporni tiene estas coloraciones, aunque aparentemente lo veas sano, acude a un veterinario de exóticos para que examine a tu pequeño y le realice las pruebas oportunas para descartar que haya algún problema de salud detrás de este cambio de color.

Por desgracia aún hay mucho que investigar sobre este asunto y nunca está de más una revisión a tiempo si nuestro agaporni presenta estas manchas.

9 abr. 2016

¿Es caro tener un agaporni?

El mayor desembolso que haremos será lógicamente cuando el agaporni llega a casa, pues tendremos que comprarle todo lo básico que necesita, ya sean accesorios o comida. Dependiendo de si es pollito o ya adulto, necesitaremos unas cosas u otras. Aquí recopilo cuánto nos costará, más o menos, cada cosa.

ACCESORIOS

Fauna box - Unos 5€
Jaula - Unos 50€
Bebedero - Unos 2€
Comedero - Unos 4€
Transportín - Unos 8€
Bañera - Unos 5€
Perchas - Unos 3€ cada una
Juguetes - Unos 6€ cada uno

COMIDA

Papilla (500 gramos) - Unos 10€
Bolsa de pienso (1 kilo) - Unos 12€
Bolsa de semillas (1 kilo) - Unos 4€
Mijo (250 gramos) - Unos 3€

VETERINARIO

Revisión (anual) - Unos 25€

OTROS

Sustrato (virutas de madera para pollitos, saco de 15 kilos) - Unos 14€
Sustrato (saco de 5 kilos) - Unos 8€
Fuente de calor - Unos 5€
Jeringuillas (5 mililitros) - Unos 0,50€ cada una

Estos serán los principales gastos que tendrás con tu agaporni y como dije al inicio de la entrada, el mayor gasto será cuando el agaporni llegue a casa. Calcula que te gastarás unos 150-200€, sumando todo lo imprescindible que necesitará. Después los gastos que tengas serán básicamente en comida o en reponer juguetes o accesorios rotos. 
Una bolsa de pienso de 1 kilo me dura unos 2 meses y medio (ten en cuenta que tengo dos agapornis), el resto de comida (verdura y fruta) apenas te costará nada puesto que con una hoja o rodajita diaria tiene suficiente. Y semillas o mijo, chucherías que comerá de vez en cuando, tampoco te supondrán un gran coste, te durará varios meses y no valen más de 4€ cada cosa.
En sustrato puedes ahorrar dinero porque si usas papel de cocina, es mucho más barato que el sustrato que se comercializa para animales. (Recuerda que si tienes un pollito no hay más remedio que usar virutas de madera).

A la hora de ir al veterinario si tu agaporni no se pone enfermo, pocas veces deberá visitarlo. Al llegar a casa sobre todo si viene de una tienda, es recomendable llevarlo a una revisión en la que seguramente le harán alguna analítica ya sea de sangre o de heces, después solo será necesario llevarle una vez al año. De todos modos siempre hay que ser precavidos y deberemos tener un fondo reservado para posibles emergencias ya que los veterinarios de exóticos, que son los que saben de agapornis, son caros.

No escatimes a la hora de comprar la comida, una buena dieta proporcionará una salud óptima a tu ave y eso se convierte, con suerte, en ningún gasto veterinario por enfermedad.

Ten siempre algo ahorrado

24 mar. 2016

Cuidado con las pipas

No abuses de las pipas
Es importante darle una dieta adecuada al agaporni, su salud depende en gran medida de ello. A veces no es fácil que acepten nuevos alimentos y con tal de no dejarles sin comer vamos a lo seguro ofreciéndole semillas y en gran medida pipas que no suelen rechazar.
Sin quererlo estamos poniendo en peligro su salud, no digo que por darle unas pocas pipas se vaya a poner enfermo, pero sí que estamos perjudicándole.

Suelen gustarles mucho y siempre van a preferirlas a cualquier otra cosa, por lo tanto pueden llegar a negarse a comer lo que les conviene y nos veremos "obligados" a darles más pipas ya que pensaremos que es mejor eso a que no coman nada. Entonces sí que estaremos ante un gran problema porque las pipas a la larga son muy malas para su organismo.
Las pipas de girasol tienen mucha grasa y algunos de sus oligoelementos y minerales (hierro, magnesio, sodio, selenio...) en exceso son nocivos.

¿Qué pasa si tu agaporni come muchas pipas al día o tiene una dieta exclusivamente de ellas?
Acabará con problemas hepáticos y/o renales. Será obeso y tendrá riesgo de daño cardiovascular y de una mala respiración. Tendrá carencia de vitamina A y calcio, lo que se traduce principalmente en infertilidad o debilidad ósea y muscular. Todos esos problemas de salud le pueden provocar, además, picaje.

Como ves es muy importante limitar su consumo y darlas únicamente como premio para recompensarle en momentos puntuales o para darle un caprichito.

Si estás empapillando un pollito y vas a hacer el cambio a comida sólida, en esta guía verás cómo hacerlo para que se habitúe a los nuevos alimentos.
Si por el contrario, tu agaporni, se ha acostumbrado a comer pipas a diario o solo come eso, en esta otra entrada verás cómo cambiarle la dieta a una sana.
Recuerda siempre que es fundamental hacer de forma gradual cualquier cambio de alimentación.

12 feb. 2016

¿Es un agaporni el animal que buscas?

Si estás pensando en tener un agaporni hay varios aspectos que no debes pasar por alto antes de adquirirlo.

Aunque no es de los loros que más ruido hacen al piar, a veces puede llegar a ser molesto, sobre todo si tenemos más de uno.

Su picotazo es muy doloroso, no es que sean agresivos, pero utilizan el pico para relacionarse con su entorno y por muy bien que se lleve con nosotros puede acabar haciéndonos bastante daño.
Por otro lado ten en cuenta también que hay agapornis que pican en cuanto les acercas la mano o que se te suben encima y te pican así sin más. Si no tenemos la suficiente paciencia para socializarlo con nosotros o encontrar y remediar el problema de su violencia, corre el riesgo de que se pase el día encerrado en una jaula por miedo a que nos haga daño.

Un agaporni es un animal inteligente que necesita distraerse y relacionarse, no puede pasarse el día encerrado porque acabará con problemas de salud, pese a que puedas estar por él varias horas al día, es muy recomendable darle una parejita.
Además necesita una jaula amplia con juguetes con los que interaccionar, juguetes que acabará destrozando y que necesitaremos reemplazar. Y por supuesto, sacarlo fuera de ella para que vuele, se relacione con nosotros, en definitiva, para que no caiga en rutina y acabe enfermo.

"Mira mami, lo he tuneado".

Fuera de la jaula querrá investigarlo todo, su forma de hacerlo es picoteando y a veces, destrozando lo que pille, sea lo que sea, un cuadro que tengas colgado desde hace años o un mueble reluciente que acabes de comprar. También deberemos tomar precauciones para que la casa no suponga un peligro para él.

Por último debes saber que es un animal cochino, hará cacas donde le pille. Y a la hora de comer se sacude la comida del pico y ésta acabará pegada en las paredes. Si no te importa estar limpiando a menudo, esto no supondrá un problema para ti.

Es muy importante que te plantees cada uno de los matices que he comentado, en si serás capaz de pasarlos por alto, sobrellevarlos, tanto tú como el resto de la familia. En definitiva, tener un compromiso con el agaporni en el que se respete y se acepte su espacio y forma de ser.
Porque como dije anteriormente, si nos cansamos de estos aspectos característicos del animal, el pobre acabará encerrado en la jaula, aburrido, triste... o en el peor de lo casos, abandonado, enfermo o escapando "accidentalmente" por alguna ventana.

12 oct. 2015

Mi agaporni se ha portado mal

Los agapornis, como cualquier loro, tienen comportamientos que no siempre nos resultan agradables, como picarnos o destrozar cosas que no deben.
Ante una situación como esta deberemos demostrar nuestro malestar al ave pero ante todo tendremos que comprender por qué lo hace.
Si nos pica puede que sea por llamar nuestra atención y reñirlo o enfadarnos con él no solucionará el problema. Por eso antes de "castigarlo" debemos pensar en si podemos poner algo de nuestra parte para evitar que vuelva a suceder.

A la hora de mostrar nuestro enfado jamás usaremos la violencia, nunca le pegues, no solo no solucionarás el problema sino que podrías provocar una tragedia. Los agapornis son muy frágiles y podrías llegar a matarlo por muy flojo que sea el golpe. Además terminarán con daños psicológicos que lo empeorarán todo.
Tampoco le castigues sin comer o beber, eso es tan cruel como pegarle.

Para que entienda que ha hecho algo mal, el castigo debe ser inmediato a su incorrecto comportamiento. Ponlo en tu mano y tras un breve y suave zarandeo, háblale en un tono de enfado pero sin llegar a chillarle. Las aves no relacionan los gritos con disgusto, lo pueden incluso confundir y pensar que es una forma de distracción.
Seguidamente mételo en su jaula unos 5 minutos para que comprenda que si se porta mal, acabará encerrado.

Si ves que el agaporni va a hacer algo que no debiera prueba a decirle un "NO" rotundo, usa siempre el mismo tono y la misma palabra para que aprenda que ante esa expresión, él debe cambiar su actitud.

Hay que ser constante para que el pájaro llegue a dejar de hacer esas cosas que no debemos permitir, pero no solo castigándole, también el refuerzo positivo ayuda mucho. Ante un buen comportamiento, un premio, seguro que una pizca de mijo hace mucho más que una riña por un picotazo.

Ah, y no guardes rencor a tu pequeño, no comprenderá por qué estás arisco y solo conseguirás que te aborrezca.

"Seré buena mami no te enfades"

8 ago. 2015

¿Va a poner un huevo?

Reconocer si nuestro agaporni va a poner un huevo es muy importante, sobre todo porque los agapornis debido a su pequeño tamaño son propensos a padecer distocia, retención del huevo.

Si vemos al ave que pasa mucho rato en el nido o en el suelo de la jaula (normalmente en una esquina), puede ser un síntoma de una posible puesta. Además puede recopilar trozos de papel o cualquier otro material que tenga a mano y le sea útil para hacer un nido.
También suelen estar bastante agresivas, subirán algo de peso y notaremos un abultamiento en la zona de la cloaca.

Abultamiento

Si tiene un macho como parejita, desde que se aparean hasta que ponen el huevo pueden pasar unos 10 días. Un agaporni llega a poner en cada nidada de 2 a 8 huevos, poniéndolos día sí, día no.
Igualmente una hembra que no tiene contacto con un macho puede llegar a poner huevos, aunque obviamente no estarán fecundados, a estos huevos se les llama huevos de celo.

Huevos de agaporni

Desde el momento en el que el abultamiento en la cloaca es visible si ves que pasan unos 3 días y el huevo no aparece, es momento de sospechar de una posible retención de huevo y hay que actuar cuanto antes o la vida del ave podría estar en peligro.
La hembra está apática, no se mueve, el abultamiento sigue en la cloaca, hay un exceso de peso importante... no te lo pienses y acude cuanto antes a un veterinario de exóticos para que confirme si estamos ante una distocia.
Varias pueden ser las causas de que esto ocurra, problemas en la musculatura del oviducto, una mala alimentación, falta de calcio, un huevo de gran tamaño, puestas continuas, estrés... El veterinario hará las pruebas oportunas y decidirá si hay que intervenir quirúrgicamente de urgencia o darle alguna medicación que le ayude a ponerlo de forma natural.

Para disminuir las posibilidades de que nuestro agaporni sufra una distocia es muy importante que lleve una dieta correcta, que tenga un aporte extra de calcio y que reciba luz directa solar para absorberlo bien.

Una hembra que está sola o en compañía de otros agapornis de su mismo sexo no tiene necesidad de estar poniendo huevos ya que le produce un desgaste absurdo que a la larga puede ser malo.
Si vemos que está en celo deberemos reducírselo para evitar que llegue a poner algún huevo. Un huevo que sabemos que está sin fecundar debemos igualmente dejárselo para que lo incube y retirarlo cuando veamos que pasa de él, de esta forma podemos llegar a evitar que le dé por poner otro.

También puede darse el caso que el huevo no llegue a calcificarse y lo reabsorba.

Para acabar la entrada os dejo este caso que tuvo que atender la clínica Dualvet donde un agaporni tuvo que ser intervenido para sacarle un huevo que no pudo poner por sí sola.
He vivido este problema con mi agaporni Nyah, pero afortunadamente no fue necesario intervenirla, le inyectaron calcio y fue suficiente para que el huevo saliera a las pocas horas.

Nyah y su huevo sin fecundar

2 ago. 2015

El celo

Se dice que un agaporni suele entrar en celo sobre su año de vida, pero esto no es siempre así, con meses ya pueden mostrar síntomas de celo.

Un macho en celo dará giros sobre sí mismo, se arrascará con ansia, regurgitará y se le oirá hacer un ruido peculiar con el pico.


Las hembras aparte del ruido del pico, se vuelven agresivas, chillan, y hacen una especie de "avioncito" para que las monten.


También les da, sobre todo a las hembras, por coger tiras de papel o de cualquier material que tengan a mano y enganchárselo en la cola para luego hacer un nido.


Normalmente suelen entrar en celo desde Septiembre hasta Mayo, época en la que crían, pero al estar en cautividad puede pasar en cualquier momento.
Si tienes una parejita macho-hembra y van a criar, hazlo con responsabilidad  para que todo vaya lo mejor posible. Pero si tienes una hembra sola o en pareja de otro agaporni de su mismo sexo, ten en cuenta que pueden haber huevos de celo. Será un desgaste físico para la hembra que podría perjudicarle su salud si se convierte en algo continuo, los huevos no estarán fecundados y deberemos tomar medidas para intentar reducir las puestas.

Disminuir el celo será la única opción para que no ponga estos huevos. Si notamos que nuestro agaporni empieza a mostrar síntomas de celo deberemos retirar cualquier accesorio que le incite a la puesta (nidos, sacos, cajitas...), tampoco deberá tener a su alcance material con el que pueda hacer un nido (hojas de palmera, ramitas, papel...). No ofrecerle germinados, evitar en la medida de lo posible mucho contacto físico por nuestra parte hacia ella, no dejar que monte ni que le monten su/s compañera/s (si la/s tuviera). Y reducirle las horas de luz, tapándole la jaula o dejando la habitación en la que esté poco iluminada para que pase más horas de lo habitual a oscuras.

Reducir el celo no es fácil y además no siempre se consigue evitar que ponga estos huevos que no están fecundados, pero debemos poner todo nuestro empeño porque el desgaste físico es brutal y como digo, no tiene sentido someterla a eso si no hay pollito.